VOCES BAJO EL MAR / Cultura Errática

Una performance de Cultura Errática 

Accionaron: Dimarco Carrasco y Héctor Garrido

Fecha: 17-11-2018

Locación: Barrio Matta, Santiago de Chile.

Maquilladora: Natalia Montoya

Indumentaria: Mauricio Salinas

Cámara y montaje: Andrés Valenzuela

Asistente de Audio: Nicolás Poblete

Texto y locución: Dimarco Carrasco

Canción: Luis Aguilé – Ciudad Solitaria

Descripción:

Performance realizada en el marco de la segunda “Lecturas del Subsuelo”, organizado por Johan Mijail. En memoria de todas las maricas, raros y travestis torturados, asesinados y desaparecidos a lo largo de la historia de Chile. Acción que busca recordar los atropellos a los derechos humanos en la época de Carlos Ibáñez del Campo, cuando las colizas eran lanzadas al mar silenciado sus vidas de la historia nacional. “Voces bajo el mar” es un gesto político por no olvidarnos que debemos seguir recordando la memoria de nuestra comunidad, porque solo recordando los hechos que han vulnerado históricamente nuestra existencia en el mundo es que podemos seguir adelante, sin historia y sin memoria no hay derechos que exigir. Evitemos la amnesia política heterosexual que nos obliga a mantenernos como sujetos oprimidos. Valoremos la historia y las luchas de nuestra comunidad. Mirar hacia el paso es romper la línea recta del olvido y la inacción. (Dimarco carrasco)

Colectivo Cultura Errática

El colectivo de arte, "Cultura Errática" es un espacio de experimentación politico-cultural integrado por activistas y artistas que utilizan el arte como medio expresivo, comunicativo y enunciativo para abordar los D.D.H.H de la comunidad LGTBIQ+, rescatando la memoria marginal y reprimida por los discursos dominantes, de acuerdo aquello, Cultura Errática denuncia y resignifica los discursos de odio, la violencia y la discriminación al servicio de nuevas narrativas y visualidad insurrectas. En este sentido la performance, la acción de arte, el happening y las marchas, se constituyen como prácticas culturales puestas al servicio de la visibilizacion de la sexualidad como discurso minoritario al momento de accionar temáticas sociales que aborden las vidas de realidades subalternas, bajo una sociedad que es organizada por medio de la heterosexualidad obligatoria. El colectivo se fundó el 2017 y desde siempre ha trabajado la performance como canal de transmisión emancipatoria para la sexualidades que habitan la diferencia, instalando ficciones queer como metáforas educativas que habrán líneas de sentido a la disidencia sexual.

Deja un comentario

Scroll to top
error: No copies !!