Bitácora de Piamadalia

SEMANA 18

Por @piamadalia

Materializar y depurar fragmentos de un proceso íntimo y bastante crítico (de crisis), donde el estancamiento interno se refleja en la sangre que derramo o no, al menstruar. Paradójicamente nace de la desmotivación con la existencia.

Santiago, 18 de agosto del 2020.

SEMANA 20

Por @piamadalia

Esta semana lloro por arriba y por abajo, esta semana me salen lágrimas y sangre fresca.

Recuerdo la historia, el pasado; mío, de amigues, de desconocides, el de $hile… 

Y duele… 

Me tomo un vinito pá disipar los dolores, pá calentar la útera, el cora, pa que todo no duela tanto…

12 de septiembre del 2020. Región de Valparaíso.

SEMANA 22

Por @piamadalia

Apego ambivalente
Me gustai y después no
y después igual si,
un poco, arto…..
La tecnología como medio vincular,
la tecnología como ventana de las existencias,
la tecnología pa comunicar,
pa aparecer,
pa mostrarse viva,
viviendo,
sobre-viviendo…
Me da hambre social,
tantos pensamientos,
ideas,
sobrestímulo de vidas,
me chatié,
no quiero,
ni estar,
ni decir ni una wea
pero si no estoy,
desaparezco?
de quien?

06 de julio del 2020. Santiago, Chile.

SEMANA 25

Por @piamadalia

Nunca encontraremos la forma, porque la forma siempre cambia, los vínculos también están en crisis…

07 de julio del 2020, Santiago, Chile.

SEMANA 27

Por @piamadalia

Las tetas, mis tetas…

La teta fibrosa heredada de mi mamá y que por ser así, era fácil que hiciera quistes, tal cual me lo dijo la doctora mientras me pasaba una maquina que parecía vibrador, mientras todo mi pecho escurría liquido gel y yo agradecía que no estuvieran exprimiendo la teta como siempre me dijieron que me pasaría cuando tuviera que hacerme un examen de teta.

La teta que quise vender porque siempre ha gustado, porque coincide con lo que la tele, las revistas y las pornos definieron como gustables…
Lo supe a los 12 años cuando en gimnasia corríamos por la cuadra del colegio y un viejo me grita ¨ricas tetas¨ y ahí lo supe.

Supe que mis tetas le gustaban a personas que yo no quería mostrárselas, a personas como mi abuelo adoptivo, como cualquier caminante en la calle, como a los weones que desde el segundo piso del colegio se asomaban para verlas y desde ahí las tapé, y dependiendo donde fuera: era como me vestía, como me movía, como miraba, como caminaba.

Y ahora no po, no tenía como pagar el arriendo y mi teta está desbloqueada, y si a alguien le gusta verla, entonces que pague por ella, que pague los años de taparlas, de traumarlas, de esconderlas, de sentir que no eran mías porque las perdía con las miradas babosas de quien yo no quería que me mirara… No la hice, pero seguí resgistrando mis tetas, porque me gustan a pesar de que no me gustaban por ser tan gustables.

Y aquí está, todo el registro de mis tetas que cada día eran mas libres pero tuvieron que encuarentenarse, que de un día pa otro dejaron de ser tocadas por otras manos y solo tuve las mías, y las toqué, las amasé, les puse aceite, me las chupé, las languetié,

pero la depre invernal me comió mas que yo a ellas, y hoy recién puedo compartirlas, este es mi registro tetistico libertador de mis tetas, que se abre tal cual todas las flores que la primavera ayuda a abrir.
 
Fecha de creación: Registros de toda mi cuarentena, Chile.

3 comments on Bitácora de Piamadalia

Deja un comentario

Scroll to top
error: No copies !!