BITÁCORAS SEMANA 27

SEMANA 27

(26 al 31 de octubre)

BITÁCORA DE PIAMADALIA

Por @piamadalia

Las tetas, mis tetas…

La teta fibrosa heredada de mi mamá y que por ser así, era fácil que hiciera quistes, tal cual me lo dijo la doctora mientras me pasaba una maquina que parecía vibrador, mientras todo mi pecho escurría liquido gel y yo agradecía que no estuvieran exprimiendo la teta como siempre me dijieron que me pasaría cuando tuviera que hacerme un examen de teta.

La teta que quise vender porque siempre ha gustado, porque coincide con lo que la tele, las revistas y las pornos definieron como gustables…
Lo supe a los 12 años cuando en gimnasia corríamos por la cuadra del colegio y un viejo me grita ¨ricas tetas¨ y ahí lo supe.

Supe que mis tetas le gustaban a personas que yo no quería mostrárselas, a personas como mi abuelo adoptivo, como cualquier caminante en la calle, como a los weones que desde el segundo piso del colegio se asomaban para verlas y desde ahí las tapé, y dependiendo donde fuera: era como me vestía, como me movía, como miraba, como caminaba.

Y ahora no po, no tenía como pagar el arriendo y mi teta está desbloqueada, y si a alguien le gusta verla, entonces que pague por ella, que pague los años de taparlas, de traumarlas, de esconderlas, de sentir que no eran mías porque las perdía con las miradas babosas de quien yo no quería que me mirara… No la hice, pero seguí resgistrando mis tetas, porque me gustan a pesar de que no me gustaban por ser tan gustables.

Y aquí está, todo el registro de mis tetas que cada día eran mas libres pero tuvieron que encuarentenarse, que de un día pa otro dejaron de ser tocadas por otras manos y solo tuve las mías, y las toqué, las amasé, les puse aceite, me las chupé, las languetié,

pero la depre invernal me comió mas que yo a ellas, y hoy recién puedo compartirlas, este es mi registro tetistico libertador de mis tetas, que se abre tal cual todas las flores que la primavera ayuda a abrir.
 
Fecha de creación: Registros de toda mi cuarentena, Chile.
 

BITÁCORA DE LUNA GRANDE

Por @fotorevuelta

Desconfinar en Dignidad

Tras meses de encierro, las cuerpas nos desconfinamos, por fin, en dignidad. Volvemos a apropiarnos de las calles, a dinamitar las artificiosas barreras entre lo público y lo privado, para gritar APROBAMOS. No somos ingenuas, no depositamos nuestras esperanzas políticas en el Estado y sus aparatos, pero sabemos que acabar con la constitución del dictador será nuestro legado, nuestra historia, y nuestra lucha para sostener.

30 de octubre del 2020, Santiago, Chile.

Acceso a Bitácora completa de Luna grande

BITÁCORA DE JUAN PABLO

Por @juanjohnny_

Eyaculatorio

Me interesa entender la sexualidad que no se constituye necesariamente en relación a un otro, revisar la relevancia cotidiana y transversal, incluso sagrada, de su experiencia no procreativa, y su valor como fuente de energía prima. Este pequeño contenedor de cerámica bruta pudo fácilmente pertenecer a un hombre de las cavernas, o a los antiguos egipcios, quienes ocuparon al río Nilo como eyaculatorio masivo en un rito sagrado precedido por su faraón, o también a la cultura India, que entendió al semen como la máxima síntesis de nuestra digestión.
 
Me interesa señalar y reivindicar la línea antropológica de esta corporalidad continua, que se repite día a día, mes a mes, desde el comienzo de la pubertad hasta la muerte, y que constituye uno de los hitos, junto con la menstruación, de la divergencia sexual de nuestra especie.
 
Proyecto abierto (hecho en la cuarentena), Viña del mar, Chile.

BITÁCORA DE LAURA TAPIA

Se disipan los rayos de luz en este tenue atardecer
Mis ojos perplejos se aislan
Olvidando el roce de otras manos
Evidenciando esta soledad soleada
Que estuvo entre besos fructíferos y copas de vino
Entre los pasos de tango y la bohemia errante

Yace cada momento
Como un recuerdo fugaz
Perpetuando esta carcel imaginaria
De lo que fui o lo que fuimos
¿Es la vida misma como la misma que conocí?

Los fantasmas me miran
Mis mascaras se caen
Soy la que nunca fue
Para ser la que siempre fui

Una pequeña ventana se abre
Dando paso a la orquesta
Relámpagos, tormentas y granizos
El fuego se apaga entre susurros de invierno

Las cenizas queman cada centímetro de mi piel
Mis pies descalzos naufragan en este oasis de realidad
Mi garganta vocifera

Y volé
Y vuelo
Y volare Hasta florecer.

Clem ltm

29 de octubre, Viña del Mar, Chile.

Deja un comentario

Scroll to top
error: No copies !!