Bitácora de Cheril

SEMANA 1

VIGILIA

Ejercicio de composición estética a distancia en torno a los estados del cuerpo en cuarentena. Cheril Linett continúa la exploración escénica iniciada en la obra “#1072” (2017), forrando el interior de su vivienda actual con las sábanas impregnadas de sangre menstrual que anteriormente cubrieron el frontis de su casa natal. En paralelo, Iv-n Figueroa Taucán propone una escritura sensible, sintética y detallista que se entrecruza, en un mismo plano, con la visualidad de Cheril. Ambas poéticas se hibridan, creando una imagen a doble mirada. “Vigilia” evoca la violencia doméstica y la tradición de los velorios en casa, dos prácticas que se hacen presentes (por su incremento o prohibición) en tiempos de pandemia y encierro prolongado.

Performance e instalación: Cheril Linett
Poética Escritural: Iv-n Figueroa Taucán
Registro Audiovisual: Rafael Allendes
Montaje y Foley: Andrés Valenzuela
Agradecimientos: Matías López y Dinko Covacevich

Video-performance realizada en cuarentena. Santiago de Chile, Abril 2020.

SEMANA 2

ÚLTIMO BAÑO

Le pedí a mi madre que me volviera a bañar y, con la excusa del lavado, volver a sentir sus manos acariciando mi cuerpo. A través del agua nos volvemos a conectar, dialogamos y experimentamos juntas un recogimiento por medio del lavado. Vuelvo a habitar los recuerdos de infancia, rememorando la sensación de cobijo y resguardo de cuando ella me sumergía en agua tibia y jabón. Encerradas dentro del baño cálido y preparado por mi madre con antelación, dábamos inicio a nuestro ritual cotidiano de la limpieza. Un día, entre libros, me encontré con un rito de pasaje mapuche, el cual consiste en que la madre da un baño de flores a su hija. A orillas del rio y acompañada por sus amigas, despiden a la niña que desde ahora será mujer. Luego de que la madre ha aseado a su hija, también la viste por última vez.
Con Sonia (mí madre) no nos vemos desde que cada una se confinó en su hogar, hoy nuevamente sus caricias son solo un recuerdo.

Santiago, mayo del 2020.

Performers: Cheril Linett y Sonia Durán

Registro: Leo Salazar, Aníbal Sandoval

Performance Registrada en junio del 2015.

SEMANA 7

___ + ___
OBITUARIO
Por Cheril Linett
 
Foto-performance compuesta de 72 fotografías, correspondientes a 73 personas confinadas, sumándome. Mis familiares, amigxs y compañerxs, junto a sus seres queridxs y quienes les acompañan en el encierro, aceptaron posar envueltxs en una sábana propia. Si fallecemos en casa, estas sábanas serán nuestras mortajas. Sino, lo harán las sábanas de un hospital público, para posteriormente rociarnos con cloro o amonio cuaternario, meternos en bolsas herméticas y trasladarnos a las morgues para ser retiradxs por lxs trabajadorxs de las funerarias, quienes nos van a recostar en urnas que sellarán totalmente. Hoy, sea por COVID-19 o no, se fallece sin responso, sin velorio, sin rituales antes del sepelio, sin coronas de flores, sin velas, sin ofrendas. Quise extender esta invitación para que desde nuestros espacios domésticos pudiésemos compartir una experiencia colaborativa, considerando las limitadas posibilidades que tenemos debido al confinamiento y el distanciamiento físico (no social), en estado de encierro obligatorio y bajo vigilancia militar. El objetivo fue armar un Obituario de muertxs en vida, ya que para el gobierno somos números, cifras de contagiadxs y muertxs que cada día vemos aumentar, siendo esta opción la más benéfica para el sistema capitalista. Hoy nos vemos forzadxs a habitar la esfera privada y a la vez pública, lo interior y exterior hoy se difumina, la casa es nuestro nicho, las puertas nuestros féretros, nos traga la casa y nos hace suyxs. Nos vemos obligadxs a abrir las puertas de nuestros refugios para desde allí exteriorizar y continuar la vida pública a través de la virtualidad, vernos a través de nichos virtuales con nuestros nombres de usuarix bajo el rostro.
 
Agradezco a todas las personas que participaron de este gran montaje, a mi madre, padre, hermano, primxs, tixs, amigxs, compañerxs de lucha y familiares y amigxs de mis amigxs  por aceptar esta invitación. También a mi amigo Andrés Valenzuela por realizar la edición de esta foto-performance y a Iv-n Figueroa por tus correcciones al escrito, les quiero mucho amigxs.
Suena desesperanzador todo lo que digo y siento, pero en el fondo atesoro la esperanza de volvernos a ver.
 
Santiago, 13 de junio del 2020.

Deja un comentario

Scroll to top
error: No copies !!