BITÁCORAS SEMANA 2

SEMANA 2

(4 al 10 de mayo)

BITÁCORA DE DANA

A tonos naranjo

se revelan preguntas en mi piel
la luz quema en pequeñas grietas
en lo profundo se guarda lo que muere
yo voy lenta y el tiempo pasa inadvertido.

Santiago, 5 de abril del 2020

 

BITÁCORA DE NICOL

Apfeldessert
No hay cena sin postre.

El día viernes 10 de Abril, un grupo de artistas localizados geográficamente entre Valparaíso-ZürichBerlin realizamos una cena de viernes santo en torno al placer culinario, el pecado, lo sexual y la erotización de lo prohibido. La conjugación de estos elementos generó una reflexión en torno a los conceptos abordados y su relación con la religión, lo cual nos empuja como cuerpos herejes a una nueva reunión. 

Hoy nos convoca el hambre: de creación, de cuerpos. El aislamiento social nos ha desencadenado una apetencia salvaje de cuerpos, de deseo, de sexo, de todo aquello que involucre contacto físico. Es precisamente ésta necesidad básica animal la que nos mueve a encontrarnos nuevamente en un nuevo templo de placer dentro de la virtualidad, un espacio descubierto hace muchos años pero que hoy, bajo este contexto mundial llamado COVID-19, lo resignificamos.  

Si usted padece alguno de estos síntomas, no dude en contactarnos, pues inmediatamente le haremos llegar la receta para la creación de un postre ruidoso y pasional. Desde ahí, esta reflexión a través de la metaformance se presenta como un terreno de herejía. Aquí, cada performer es libre de su acción, pero todos deben trabajar un elemento en común: manzanas, la cantidad depende de cada artista. La trayectoria que se haga desde la presentación del objeto, su sexualización, erotización y deglución es decisión de cada participante, según su disciplina y poética personal, potenciando así la creación de un espacio donde convivan las subjetividades generadas por un mismo acto.

Performers: Waldo Estuardo, José Farías, Javiera González, An Devenires, Luis Pinto, Paloma de la Fuente, Paula Castro, Beatriz Silva, Hugo Peña, Nataly Salomé Asencio, Carolina Peña y Nicol Rivera.

Acceso a Bitácora completa de Nicol

 

BITÁCORA DE CHERIL

ÚLTIMO BAÑO

Le pedí a mi madre que me volviera a bañar y, con la excusa del lavado, volver a sentir sus manos acariciando mi cuerpo. A través del agua nos volvemos a conectar, dialogamos y experimentamos juntas un recogimiento por medio del lavado. Vuelvo a habitar los recuerdos de infancia, rememorando la sensación de cobijo y resguardo de cuando ella me sumergía en agua tibia y jabón. Encerradas dentro del baño cálido y preparado por mi madre con antelación, dábamos inicio a nuestro ritual cotidiano de la limpieza. Un día, entre libros, me encontré con un rito de pasaje mapuche, el cual consiste en que la madre da un baño de flores a su hija. A orillas del rio y acompañada por sus amigas, despiden a la niña que desde ahora será mujer. Luego de que la madre ha aseado a su hija, también la viste por última vez.
Con Sonia (mí madre) no nos vemos desde que cada una se confinó en su hogar, hoy nuevamente sus caricias son solo un recuerdo.

Santiago, mayo del 2020.

Performers: Cheril Linett y Sonia Durán

Registro: Leo Salazar, Aníbal Sandoval

Performance Registrada en junio del 2015.

Acceso a bitácora completa de Cheril

BITÁCORA DE JAVIER

Santiago, abril del 2020.

 

BITÁCORA DE INKA

BITÁCORA DE ANDRÉS

“Orgánicx eres y en compost te convertirás”

Santiago, Abril 2020.

Acceso a Bitácora completa de Andrés

BITÁCORA DE KARLA

Tengo ganas de contar que no todo es tan erótico

Expresar desde la simplicidad de las palabras y de las situaciones cotidianas.

BITÁCORA DE VICTORIA

Me pongo a pensar y me doy cuenta que comencé la cuarentena con excesivo entusiasmo de blanca viviendo en Europa, por lo que me demoré unas semanas en enterarme de como me sentía.

Luego cuando me sentí, me di cuenta que algo se invirtió, lo que antes sentía más sólido y enraizado, caderas, piernas y pies, comenzaron a sentirse cada vez más leves como hilitos colgando de un saco de papas. Y lo que antes intentaba mantener leve y con movimiento (con bastante esfuerzo ya que siempre tengo que andar destrabándome con sopapo, pecho y cintura escapular, se volvieron sólidos, tiesos, a un nivel casi impenetrable ¿como sé cómo estoy si tengo una pared en el pecho y las corrientes de la incertidumbre se llevan mis piernas? ¿Cómo me encuentro con otra persona si soy impenetrable a mi misma?  Entonces agarré un palo de fierro y cuando estuve sola en la casa (si, aquí nunca dejamos de salir), machaqué el sillón por 15 minutos. La coreografía era algo así: golpeaba el sillón con fuerza y precisión, en una posición estable y luego con el mismo fierro y sobre una frazada me empujaba por la pieza como andando en una canoa, luego repetía eso otra vez. ¿que salía de mi pecho/sillón mientras lo golpeaba? Me encontré de frente con la inmensidad del mar, ese miedo profundo al no saber, al no borde, a mis piernas hechas agua. También, me encontré con la rabia, ese músculo capaz de llevarme navegando a cualquier orilla.

Luego pasé toda la semana en carne viva, lo que coincidió que comencé a ver más gente, me imaginaba como un gajo de naranja abierto, tratando de aprovechar el tiempo con mis amigxs pero afectándome entera por cualquier descuido.   Entonces tuve que volver a cerrar. Tengo que volver a estar sola, caminar en el pasto de abajo, rodar por la pieza hasta que el suelo haya tocado cada pedacito de mi cuerpo, tengo que aunarme a lo bien. Y pienso, si mi fake cuarentena en europa me tiene así, ni me imagino lo que pueden estar sintiendo por allá. Me escribieron de mi centro de práctica, puedo volver el otro martes.

Berlín, Abril 2020.

 

 

BITÁCORA DE GABRIELA

Poemita Virulento 

Me despierta ronquido ausente 
de los tantos batallan el insomnio,
y tu tan lejos Cecilia
treinta mil millas LAN pass de distancias sociales

– Una ves escuché que Michelle Bachellet  media metro y medio y la OMS recomienda que para no pegarme el virus, te alejes metro y medio de mi lado.

Pero a estas latitudes, tantas bachelet nos separaban ya desde antes

Distancias sociales previas y del alma Cecilia mía.
Esta soledad estaba lista en el horno
Desafecto cristalizado, 
calentito ahora sobre la mesa.

No te hagas la sorprendida
no hagas como que te da pena 
no digas “me va a dar algo”
por que te sienta bien el aislamiento
autoaislamiento tanto anhelabas 

Ahora sales a dar una vuelta. 
Tus labios bien pintados,
y escondidos tras la mascarilla
cruzan el parque.

Y paseas por la calle desierta, 
fumando con culpa y sintiéndote atrapada,
tanto como entre las cuatro
paredes de tu pieza.

Caminas por la calle desierta 
constatando que la asfixia del encierro,

no se va con salir pafuera.

Tu paseo es una tortura,
y desearías estar en tu cama,
ensayando tu muerte
despues de masturbarte.

Toronto, Canadá. 15 de abril del 2020

BITÁCORA DE FITO

CUARENTENA-DISTANCIA

Esta bitácora viene de la necesidad de crear y comunicar en este contexto. De exponer mi cuerpo como único soporte que tengo real. La necesidad de usar las redes porque por el momento es el medio de visibilidad. Esto se suma a una transformación que están viviendo mis identidades que en pandemia se ha agudizado. Las piezas de video están hechas en base a textos que he ido generando desde principios de marzo y todas tienen por nombre CUARENTENA incluyendo un subtítulo que es el nombre del texto.

La Florida, Santiago. 31 de marzo del 2020.

Acceso a la Bitácora completa de Fito

Deja un comentario

Scroll to top
error: No copies !!